lunes, 23 de mayo de 2011

Niégame

Juguemos a llevarnos el mundo por delante,
aunque solo sea por unas horas y un café,
por más que los años aten nuestras alas,
simplemente disfrutemos este tal vez.

Déjame llenar tu vida de caprichos,
ponerme la máscara de quien no debo ser,
dividir tu cama aún en mi ausencia,
quererte aunque no lo deba hacer.

Deshaz la distancia con tus labios,
no hay ley que te prohíba mi querer,
deja que tus sabanas hablen,
de ti y de mi otra vez.

Prohíbeme trepar entre tus sueños,
niégame que te erize la piel,
hazme creer que no soy yo tu suspiros,
y miéntete si así debe ser.

2 comentarios:

  1. Que lindo poema =) te felicito

    ResponderEliminar
  2. qué lindos poemas Andrés, se nota que lo llevás en el alma... :)

    ResponderEliminar